RFC Inactivo

Al darse de alta en el Registro Federal de Contribuyentes, se le asigna un código el cual le pertenece para siempre, este tiene carácter de único, y sin importar cuanto tiempo pase, este sigue siendo el mismo. Solamente, pasa de estado activo a inactivo.

Si al momento de realizar gestiones fiscales recibe un aviso de que se encuentra inactivo en la opinión de cumplimiento de obligaciones expedida por el portal del SAT, no significa que el RFC en si haya sido desactivado, más bien responde al hecho de que usted algún momento usted se dio de baja o hizo aviso de suspensión actividades, en este sitio puedes consultar tu RFC para ver si existe sin problema.

Para solucionar la situación basta con reanudar actividades, y actualizar nuevamente el régimen bajo el cual tributará. Debe considerar que este proceso no es instantáneo, tendrá que esperar algunos días para que su estado aparezca nuevamente como activo y pueda realizar las gestiones que necesita.

Su RFC permanece sin importar el tiempo que este inactivo (en caso de tratarse de una persona física), este no puede ser cancelado u otorgado a otra persona, ya que está conformado por sus datos de identidad, usted puede dejar de realizar actividades económicas y reanudarlas según sea su situación. Simplemente tendrá que avisar al SAT sobre ello.

Es importante recordar que el RFC no cambia, ni tampoco se da de baja, lo que se da de baja, suspende o inactiva es la obligación tributaria, de acuerdo al régimen bajo el cual se haya registrado. Con el mismo RFC, puede ir agregando o reduciendo obligaciones según la actividad económica que realice.

El que su RFC muestre un estado inactivo, no quiere decir que este sea invalido, así que no tiene que preocuparse por ello, en el momento que lo necesite nuevamente, sin importar el tiempo que pase, podrá utilizarlo sin ningún inconveniente, por supuesto, siempre avisando al SAT que su situación fiscal ha cambiado.

Para ser un poco más claro en lo que representa el RFC inactivo, suponga usted que por cierto motivo, como puede ser, una salida de vacaciones, un problema familiar que se le presente o alguna otra circunstancia de causa mayor.

Lo anterior, puede resultar que le lleve algún tempo, y como usted no sabe cuánto, lo más conveniente es que mejor suspenda temporalmente sus actividades ante el SAT, para que de esta manera su RFC quede inactivo y ya cuando regrese y nuevamente se reincorpore a las actividades de su negocio, en este momento puede pedir la reactivación del RFC en una oficina del SAT o incluso a través de la página oficial, ya hablaremos de ello más adelante.

Así que ya lo sabe, para evitar dolores de cabeza, mejor le recomendamos que ponga en suspensión sus actividades fiscales, si piensa ausentarse por un tiempo indefinido, sería lo más correcto ante el Servicio de Administración Tributaria(SAT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *