RFC para personas morales

RFC para personas morales

Una de los documentos más importantes dentro del extenso y sumamente poblado territorio mexicano, sin duda alguna, es el Registro Federal de Contribuyentes, conocido popularmente como el RFC gracias, lógicamente, a sus siglas.

El llamado Registro Federal de Contribuyentes, básicamente, es una herramienta que busca reducir, a una tasa realmente baja e ínfima, uno de los delitos que más consecuencias negativas trae a la nación del norte de América (y a cualquier otra, claro está): La evasión de impuestos.

Con el RFC, entre otras cosas, las autoridades de la nación azteca, la décima segunda más poblada de nuestro planeta con unos 130 millones de habitantes, pueden tener un fiel registro (o lo más parecido a eso, ya que –lógicamente- siempre se presentan inconvenientes) de todas aquellas personas y distintas figuras mercantiles, como sociedades y compañías, que cumplan con los patrones necesarios para ser considerados contribuyentes, así como actores que podrían llegar a serlo en un futuro cercano.

Declarantes importantes

Dentro de amplio universo del RFC, que cuenta –por supuesto- con millones de tenedores, las compañías y empresas en general juegan, sin duda alguna, un papel fundamental, ya que son, de alguna manera u otra, el eje central del musculo de contribuyentes, que a su vez aportan una importante cuota del presupuesto de la nación, que debería estar destinado, lógicamente, a la mejoras de la calidad de vida de los ciudadanos.

En el argot fiscal, específicamente en el de México, este tipo de actores que realizan actividades económicas se les denomina personas morales, y –por supuesto, sus RFC tiene códigos diferentes a los de las personas naturales, es decir, la de ciudadanos comunes, como los trabajadores, por ejemplo, el gran músculo del sector productivo de cualquier país.

Para este tipo de actores, al igual que para las personas naturales, el Registro Federal de Contribuyentes está conformado por caracteres numéricos y alfabéticos, que arrojan parte de los datos del tenedor.

El sistema de la creación del RFC, de alguna manera, es parecido al de la Clave Única de Registro Poblacional, conocida popularmente como la CURP gracias a sus siglas, otro documento de gran importancia a lo largo y ancho del extenso territorio mexicano, tanto en la imponente Ciudad de México como en las pequeñas provincias. Con él, entre otras cosas, una persona puede gozar de los beneficios sociales del estado, así como firmar documentos valiosos como cartas de trabajo, por ejemplo.

Leave a Comment